miércoles, 26 de noviembre de 2014

APUESTA A VIDA O MUERTE (A. K. A. Apuesta Mortal) (Deadly Bet, 1992)


Típica película de acción, producto de la era dorada del kickboxer en el cine. Época en la que decenas de largometrajes similares inundaban los videoclubs, con cintas interpretadas por artistas como Don “The Dragon” Wilson, Lorenzo Lamas o Sasha Mitchell, quienes protagonizaban historias que giraban en torno a torneos de artes marciales (en su mayoría clandestinos).

Una de esas muchas cintas es la que hoy reseñamos, Apuesta a vida o muerte, protagonizada por Jeff Wincott, otro habitual del subgénero, experto en karate dentro y fuera de la pantalla. Aquí da vida a Angelo, un luchador adicto a la bebida y a las apuestas que en una mala jugada pierde miles de dólares y a su novia (¿en que mundo se mueven estas personas en la que puedes apostar a un ser humano?). Dado que arrastra otras deudas, se ve obligado a trabajar para unos mafiosos, hasta que se apunta a un torneo en el cual podrá ganar mucho dinero y recuperar a su pareja.

En fin, como otras películas que han aparecido a lo largo de nuestro blog, únicamente recomendable para los fans del género pues a excepción de los combates, que son cojonudos, claro, la realización es bastante plana y los actores ofrecen interpretaciones pobres cuando no están sobre un ring (aparece la actriz Charlene-Dallas-Tilton, pero aunque lo hace bien tampoco es un gran aliciente). Aceptable y entretenida, la película cumple con el objetivo para la el que fue construida, y lo único que criticaré es su final y ese empeño que tienen algunos cineastas en acabar las películas con un epílogo feliz, mostrando a los protagonistas sonriendo en el campo y demostrando que todo ha acabado bien. Prefiero esas conclusiones a lo Chang Cheh o Wang Yu: pelea final, gana el protagonista Y SE ACABÓ, el espectador ya sabe que al bueno le irán bien las cosas, no es necesario torturarlo alargando el metraje, ¿no?.


En el reparto, a parte de Wincott, destaca un primerizo Gary Daniels en un rol secundario en el que ni habla pero que demuestra sus envidiables habilidades como peleador.
     
Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg

martes, 25 de noviembre de 2014

RED TROUSERS (PANTALONES ROJOS) (Red Trousers, 2003)


El conocido actor Robin Shou se marcó un 2x1 cuando, al dirigir y protagonizar un cortometraje de zombies y artes marciales titulado “Lost Time”, decidió darle la vuelta al proyecto y filmar un documental paralelo que reflejara como es la vida de los dobles de acción de Hong Kong. Así, junto a imágenes del making of de su corto, rodó diferentes entrevistas de los stunts que trabajaban en el corto y, posteriormente, grabó testimonios de gente tan interesante como Sammo Hung o Lau Kar-Leung y se fue a las escuelas de ópera de Pekín para filmar a los nuevos alumnos.

Así pues, a lo largo de los 90 minutos que dura la película, disfrutaremos con la preparación de peligrosas escenas de cable, escucharemos anécdotas de primera mano, veremos interesantes imágenes de archivo, etc. Quizá lo menos interesante sean los insertos del corto de Shou, pero de alguna manera se tenia que justificar el proyecto.

Cinematográficamente, la película no dice nada, pues más bien se trata de un largo reportaje adornado con invitados de excepción como el ya citado Sammo Hung (dicho de otro modo, es imposible calificar las cualidades de Shou como cineasta con este documental). Pero claro, el filme resulta interesante para todo aquel que le interese mínimamente como se realiza el cine de artes marciales made in HK. Así pues, “Red Trousers” únicamente la disfrutarán los fans del género. El resto, mejor abstenerse.
  
Puntuación:  photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg     

martes, 11 de noviembre de 2014

MANUAL DE SUPERVIVENCIA PARA CINÉFAGOS (2014)


El pasado mes de octubre salió a la venta este imprescindible libro sobre diferentes subgéneros cinematográficos coordinado por Timi Abad e Ignacio López, quienes junto a colaboradores de indudable prestigio como Diego López, Carlos Díaz Maroto, Víctor Olid, Sergio Morcillo o Antonio Mayans, confeccionan una serie de listados (junto a interesantes reseñas) sobre los Top 5 o Top 10 de vertientes tan interesantes como el torture porn, el found footage, las slasher movies, el ultra-gore alemán, los peplum, spaguetti westerns, giallos, o el rape & revenge. Hay también listas dedicadas a productoras como The Asylum o la Troma y a personalidades como Paul Naschy o Stephen King, por lo que se puede comprobar que la propuesta es de lo más variada. El lector podrá estar más o menos de acuerdo con la selección de películas que aparecen en el libro, pero no cabe duda de que su lectura se puede catalogar de interesante, didáctica, entretenida, y muy muy divertida. Además, las paginas vienen aderezadas con las cachondas ilustraciones de Elena G. Peñuelas (“Monigotorium”).


¿'Y por qué aparece reseñado en este blog?. Pues a parte de que a un servidor le ha parecido un manual cojonudo, en diferentes hojas podemos encontrar alusiones al género de las artes marciales. Por ejemplo, en el apartado de “Los 5 mejores remakes que superan al original” incluyen a los 13 Asesinos (2010) de Takashi Miike, y en el de “Las cinco mejores tías cañeras añejas” tienen la a amabilidad de recordar a la imprescindible Cynthia Rothrock. Incluso hay un capítulo titulado “Las 5 mejores películas de Steven Seagal”, realizando una selección en la que, a excepción de un título, estoy absolutamente de acuerdo.  

Trailer:https://www.youtube.com/watch?v=0moaqdt3kvQ 

jueves, 6 de noviembre de 2014

LA SOCIEDAD DE LA LUCHA (The Circuit II, 2002)


Ya he comentado en otras ocasiones, que aunque luego casi nunca acaban gustándome mucho, siempre que tengo oportunidad veo cualquier película en la que aparezca Lorenzo Lamas como actor, pues se que con algunas ellas, al menos, paso un rato agradable. No ha sido el caso de esta La sociedad de la lucha, cinta de acción carcelaria con muy poco que aportar a género...más bien nada.

De entrada, Lamas no es el protagonista de la historia. Ese papel lo ejecuta el experto en kickboxing Olivier Gruner (ex-marine francés, convertido en estrella de los videoclubs) que da vida a un buen policía que se infiltra en una cárcel conocida por organizar combates clandestinos entre presos. Y poco más, hay una trama de venganzas de por medio, pero todo demasiado simplista. Añadiremos que Lamas da vida al mejor amigo (y también policía) de nuestro protagonista y que no se luce mucho en las escenas de acción, apenas algunas patadas en un aparcamiento al inicio de la trama y un combate con uno de los villanos casi al final del film. Gruner en cambio sí tiene oportunidad de exhibirse más, y aunque él y sus compañeros de reparto son buenos luchadores, la cinta desprende un aire tan casero que no logra llegar a convencer del todo al espectador. Aún así, quizá para pasar la tarde puede llegar a servir, aunque a mi no me convenció demasiado. Completa el cast Chino XL, rostro habitual en diversas latino-movies.

Sin yo saberlo al principio, La sociedad de la lucha es en realidad la secuela de The Circuit (2002), película que no he visto y que no se si veré algún día; al igual que la que hoy reseñamos, está protagonizada por Olivier Gruner y dirigida por el también artista marcial Jalal Merhi. 


Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg