miércoles, 18 de marzo de 2015

SPECIAL FORCES (2003)


El equipo formado por el director Isaac Florentine, David White (guionista) y el actor Scott Adkins es sin duda uno de los triunviratos más importantes del cine de acción actual. A ellos les debemos cintas tan conocidas como Invicto 2 (2006), Invicto 3 (2010) o Ninja 2 (2013), obligatorias para los amantes de las ates marciales. Sin embargo la primera película en la que coincidieron es una cinta bélica del montón, hoy bastante olvidada debido a su escasa calidad.
La historia narra las aventuras de un comando militar que acude a Europa del Este en busca de una fotógrafa secuestrada. Nada que no hayamos visto en otras propuestas similares (con Mark Dacascos o Dolph Lundgren, por ejemplo), salvo por la excepción de contar en el reparto con el inigualable Scott Adkins, quien a lo largo del metraje demuestra como puede sus habilidades marciales (entre explosiones, tiroteos y demás), especialmente en su lucha a muerte contra un melenudo casi al final de la película. Al igual que ocurría con El gran torneo (2009), Adkins es lo mejor de la película, y sólo por él merece la pena dedicarle un visionado. Sus brutales coreografías siempre deben ser vistas. Lástima que el resto de la propuesta sea tan pobre, con personajes poco definidos, villanos de tercera división y chistes sin gracia (la alusión a una supuesta boda en el epílogo de la historia es patético). Sinceramente, para ver y olvidar a continuación.
Por suerte, sus responsables se pusieron las pilas y sus siguientes trabajos sí son imprescindibles...

Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg

sábado, 14 de marzo de 2015

EL DÍA DEL APOCALIPSIS (Memorial Day, 1998)


Uno de los actores más queridos por los aficionados al cine de artes marciales es sin duda Jeff Speakman. Experto en Kenpo y GojuRyu, este norteamericano fue lanzado por los productores de “Arma perfecta” (1991) como la nueva súper-estrella del género, pero por desgracia el inventó no fraguó, y aunque dicha película la podemos considerar como clásico, no hizo ruido más allá de los más acérrimos a este tipo de filmes, viéndose Speakman convertido en un actor de cintas de serie B, alternando papeles protagónicos con roles de colaboración. No obstante, siempre es interesante ver una de sus películas, aunque el foco de atención radique únicamente en él. Y es que es una gozada verle pelear en la pantalla aunque, como en el caso que nos ocupa, la película sea un verdadero horror. “El día del Apocalipsis” es un thriller político de corrupciones y diferentes intrigas, que por desgracia carecen de interés, más allá de la trama que envuelve a Speakman, un soldado dado por muerto convertido en arma del Gobierno para fines maléficos. El resto, misiles nucleares, cadenas de televisión y villanos de etiqueta que no logran acaparar la atención como es debido. Speakman tiene secuencias de lucha, por supuesto, y se mueve bien, pero siempre combate contra políticos y hombres de negocios que se encuentran en inferioridad de condiciones físicas. Se hecha en falta alguna pelea contra un guardaespaldas forzudo o contra algún habilidoso militar, lo que se traduce en un filme muy aburrido con escasos momentos para recordar.


Produce el proyecto Andrew Stevens, quien también ha estado detrás de vehículos para Wesley Snipes, Steven Seagal o Stallone, y dirige Worth Keeter, realizador de múltiples episodios de los “Power Rangers” y los “V.R. Troopers”. Junto aJeff Speakman redondean el casting Joe Estevez (miembro del clan Sheen/Estevez y visto en “Sin código de conducta” - 1998) y Bruce Weitz, intérprete muy popular en su país gracias a su intervención en la serie televisiva “Canción triste de Hill Street”.  


Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg

miércoles, 11 de marzo de 2015

CRASH POINT (2006)


Este largometraje producido por Roger Corman y Cirio H. Santiago (auténticos totems del cine exploitation) es una secuela de aquella cinta bélica titulada “The hunt of the eagle one” (2006) que protagonizaron Theresa Randle, Rutger Hauer y Mark Dacascos. No he investigado mucho sobre el tema (y no creo que lo haga, sinceramente), pero viendo los años de producción de ambas películas y conociendo un poco la biografía de Corman y Santiago, no me extrañaría que se filmaran prácticamente a la vez, o con muy poco margen de tiempo entre cada una. Sea como sea, lo cierto es que “Crash Point” es un filme de acción de escaso interés para el que suscribe, más allá del afán de querer completar la filmografía de Mark Dacascos, estrella de las artes marciales curtido en varias batallas memorables (“Criying Freeman”, “El pacto de los lobos”, “American Samurai”...).

Confeccionada directamente para el mercado doméstico, trata sobre un comando del ejercito norteamericano enviado a pararle los pies a unos terroristas capaces de controlar a distancia los mandos de diferentes aeroplanos. Mucha acción, disparos, tipos duros, heridas, explosiones y cómo no, algunos movimientos marciales por parte de Dacascos son los ingredientes con los que se produjo esta cinta de serie B que no creo que aporte mucho a la carrera de ninguno de sus trabajadores, pero que tampoco ensució el curriculum de nadie. El espectador que se enfrente a ella más o menos se hace a la idea de lo que es con sólo ver el cartel. Una más. Al igual que Dacascos, de la primera parte repite Theresa Randle, probablemente preguntándose en que momento pasó de trabajar con Spike Lee a co-protagonizar actions-movies de este calado. Del resto del reparto podemos destacar al siempre interesante Jeff Fahey, aquí en la piel del Coronel.  

Puntuación:

 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg

lunes, 9 de marzo de 2015

Wild Wild East, el nuevo libro de Domingo López


Nuestro amigo Domingo López, capo de la distribuidora Trash-o-Rama y autor de libros como “Made in Hong Kong” o “Johnnie To: redefiniendo el cine de autor”, está preparando su nueva obra. Se trata de “Wild Wild East”, el primer libro a nivel mundial sobre el alucinante mundo del western asiático, imprescindible para los fans del cine exótico y bizarro. Así, en sus páginas veremos como ninjas, karatekas y clones de Bruce Lee se entremezclan con duros cowboys y sheriffs corruptos en una publicación de la editorial Tyranosaurus Books. Promete ser una delicia.

Para llevar a cabo la confección del libro, sus responsables han organizado una campaña de micromezenazgo a través de Verkami. Aquí os dejamos un link con la información:

lunes, 2 de marzo de 2015

ENCUENTRO FINAL (The killing zone, 1991)


“No hay reglas-No existe la ley”. Este trepidante tag-line es el que emplearon los distribuidores para comercializar en video “Encuentro final”, una pequeñísima película de acción y venganzas protagonizada por Deron McBee, culturista que gozó de cierta popularidad en los años 90 debido principalmente a sus intervenciones en aquel célebre programa televisivo titulado “American Gladiators”. McBee da vida un convicto que es puesto en libertad con la condición de que ayude a la policía a arrestar a un narcotraficante. El villano en cuestión es un viejo conocido de nuestro héroe, de modo que el asunto es personal.

Rozando por momentos la serie Z, “Encuentro final” es de esas cintas de tiroteos y peleas que tanto abundaron en las estanterías de os videoclubs de la época. Las artes marciales tienen un papel muy secundario en la trama (algunos de los villanos las practican) y las escasas coreografías no están bien filmadas. Al igual que el resto de la película, con una nula dirección de actores, una pobre puesta en escena y un guión prácticamente inexistente. No obstante, y aunque el producto sea un desastre, podemos disfrutar con ella como lo que es, un filme protagonizado por tipos duros confeccionado para esas horas muertas que todos tenemos en determinados momentos de nuestra vida.

En cuanto al reparto (que es lo único destacable en estas producciones) Deron McBee cumple sin problemas su cometido. Con limitadas dotes interpretativas, recita sus lineas de guión sin caer demasiado en el ridículo y luce su cuerpo en diferentes escenas de batalla, peleando en bares y descampados, entrenándose en un gimnasio, haciendo pulsos con sus compañeros o apareciendo desnudo (junto a Melissa Moore) en una secuencia de ducha muy gratuita, pensada para alegrar las vistas de los espectadores. Redondea el reparto el actor mexicano Armando Silvestre, leyenda internacional que trabajó junto a nombres tan ilustres como Don Siegel o El Santo (el enmascarado de plata), aquí junto a McBee en el lado de los buenos.     


Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg