miércoles, 30 de noviembre de 2016

¡DIM MAK ENTREVISTA A MARIO PAGANO!



Estrenada en España el pasado viernes 25 de noviembre, “Backseat fighter” fue una cinta que ya desde su trailer me llamó la atención. ¿Una película de acción con artes marciales y de nacionalidad española? No se puede dejar pasar. A los pocos días pude acudir a una de las salas en las que se proyectaba y saciar mi curiosidad. Valió la pena.

En la cinta, Iván Sánchez interpreta a Mark, un experto luchador que se gana la vida participando en combates clandestinos organizados por el mafioso Bull (Franky Martín). Su vida dará un giro la noche en que se cruza con una prostituta llamada Sandy (Martina García) que está siendo atacada por cuatro individuos. Tras salvarle la vida, Mark y Sandy huyen, siendo perseguidos por los miembros de una secta a la que la chica perteneció en el pasado. Todo se complica aún más cuando se descubre la verdadera personalidad de Mark...

La película es una propuesta diferente, una apuesta arriesgada que sus responsables han sabido llevar a buen puerto; filmada de manera soberbia, bien interpretada y correctamente narrada, es de agradecer su tono de suspense (muy conseguido) y unos excelentes combates colocados estratégicamente a lo largo del metraje para aderezar la trama; “Backseat fighter” se convierte así en una de las sorpresas más agradables de la temporada, y es por ello que decidí contactar con su director, Mario Pagano, para realizarle la siguiente entrevista y así conocer de primera mano como ha sido la experiencia de levantar este largometraje. ¡Espero que os guste!



¿Cómo nació el proyecto “Backseat fighter”?

.-Todos los guiones que escribo parten de ideas que me van viniendo a la cabeza. En “Backseat fighter” quería hablar de temas como la delincuencia, las peleas clandestinas, y todo ello con un tono universal. Por decirlo de otra manera, quería ubicar la historia en “tierra de nadie”; la acción ocurre en Texas pero podría suceder en casi cualquier lugar. Tal vez todo esto se deba a que yo he vivido en varias partes del mundo, nací en Venezuela, estudié en Estado Unidos y ahora llevo 14 años viviendo en España.
Y levantar el proyecto ha sido complicado porque “Backseat fighter” es una película independiente, financiada sin subvenciones, únicamente con dinero privado. Pero estamos orgullosos, ya que, después de varios festivales, hemos conseguido llegar a las carteleras de varios países.

La cinta se estrenó en el Festival Venezolano de Nueva York. ¿Cómo fue la experiencia?

.-Muy positiva. A los americanos les gusta mucho el cine latino en general, y creo que el público que asistió al pase conectó muy bien. La película es 100% española, rodada en España, y eso fue algo que sorprendió mucho allí, no podían creer que hubiésemos logrado captar su look, ¡algunos incluso pensaron que la habíamos filmado en Texas !



¿En que momento decides introducir las artes marciales en el guión?

.-Bueno, “Backseat fighter” no es una película de artes marciales. A lo largo del metraje vemos unas cinco peleas, pero en realidad no quería centrarme únicamente en ellas, más bien consideré que eran una buena vía para contar la historia. Aún así, por supuesto, son importantes, tanto a nivel narrativo como visual, y por ello, trabajamos mucho las secuencias de acción. Tuve la suerte de poder contar con Fidel Zerda para que coreografiara los combates, y creo que hizo un trabajo excelente. Fidel, que es mexicano, es campeón mundial en diferentes estilos de lucha y su experiencia fue muy útil para nosotros. Se involucró mucho en el proyecto, y además tiene un papel en la cinta: es el mafioso que pelea contra Bull (Franky Martín) en la escena de los machetes.



Iván Sánchez, el protagonista, además de llevar el peso de la trama está perfecto en su rol de luchador. ¿Había practicado artes marciales anteriormente?

.-No, nunca. ¡Jamás había participado en una pelea! En cuanto tuve la idea de realizar la película, contacte con él y le explique la premisa. Se interesó por el proyecto y accedió, no sólo a protagonizarla, si no también a ejercer de co-productor. De modo que durante unos meses nos pusimos a trabajar en paralelo: mientras yo iba terminando de escribir el guión, él comenzó con los entrenamientos para adquirir el físico que el papel requería y a trabajar todo el tema de las coreografías de lucha.



Además de Sánchez, el elenco se ve complementado por un interesante reparto con intérpretes como Martina García, Elia Galera, Emilio Buale, Ramón Lillo o Rubén Sanz. Pero también destaca un sorprendente grupo de luchadores que ofrecen una admirable veracidad en las escenas de acción. ¿Cómo diste con ellos?

.-Para localizar a estos luchadores realizamos un casting buscando a aquellas personas que se adaptaran a los diferentes perfiles, porque en la película no se practica un arte marcial concreto, quería que se reflejasen distintos estilos de lucha. De este modo, dimos con un experto en kung fu, otro que dominaba el boxeo, etc. La mayoría de ellos no tenía ninguna experiencia previa ante las cámaras, pero creo que todos hicieron un muy buen trabajo.


En la película, además de productor, director y guionista, también eres director de fotografía. ¿Cómo logras combinar las diferentes facetas?

.-Yo siempre digo que, de alguna manera, la cámara es como una extensión de mi cuerpo. Antes de convertirme en cineasta trabajé como fotógrafo, de modo que la imagen siempre ha estado involucrada en mi vida. Además, cuando escribo los guiones ya imagino como serán los planos que finalmente quedarán en la película. Y si te fijas, no hay muchos diálogos en “Backseat Fighter”, es una película más bien visual.
Y en lo que se refiere al rodaje y mi faceta de director de fotografía, debo decir que he podido trabajar con un equipo de técnicos excelentes con los que ya había coincidido en otros proyectos, como el gaffer Eduardo Jiménez o Gabo Guerra, el operador de ronin.



¿Qué tipo de cine te gusta como espectador?

.-Tal vez sea el thriller mi género favorito, y me interesan además todas sus variantes: cine de acción, suspense, etc. Y en cuanto a realizadores, son muchos por los que siento admiración, David Fincher, David Lynch, Quentin Tarantino...

Y ya para terminar, ¿estás trabajando en algún nuevo proyecto?

.-Sí, en estos momentos estoy elaborando un nuevo guión, una película de terror psicológico. La idea es que sea una co-producción entre España y otros países. Estamos trabajando en ello.



  

sábado, 26 de noviembre de 2016

VENCEDORES Y VENCIDOS (Kei mau miu gai: Ng fok sing, 1983)


Aunque lanzada en España en dvd con el curioso título de “Vencedores y vencidos” (en una poca acertada alusión al conocido filme de Stanley Kramer) esta película es en realidad la primera entrega de la saga de los Lucky Stars, rebautizada para nosotros los españoles como Los supercamorristas1. En ella, un grupo de cinco bandidos de poca monta decide montar un negocio de limpieza tras cumplir sus respectivas condenas en prisión. Pero cuando uno de sus primeros clientes resulta ser un importante mafioso y por error se agencian parte de una mercancía de contrabando se iniciaran los problemas...

Divertida comedia de acción escrita, dirigida y protagonizada por el maestro Sammo Hung, supuso el contraataque a las taquillas por parte de la Golden Harvest en el momento en que las películas de la saga “Aces go places” estaban arrasando en las carteleras. Funcionó, pues Hung y su equipo supieron combinar un adecuado humor (pasajes como los del hombre invisible, o el intento de atraco a un banco son divertidísimos) con la acción más vibrante, tanto en los combates de lucha como en los momentos de persecuciones y acrobacias. En este último aspecto destaca la presencia en la película de Jackie Chan en la piel de un policía, quien pese a no ser uno de los protagonistas, aprovecha cada una de sus intervenciones para lucirse en la pantalla con momentos tan recordados como la persecución en patines saltando y deslizándose entre coches y camiones o la pelea en un restaurante contra un peculiar grupo de atracadores.

Película muy recomendable, Hung orquestó su filme por todo lo alto, y en él aparecen diferentes estrellas del cine de Hong Kong papel secundario para Lam Ching Ying (es uno de los secuaces del jefe mafioso), cameo de Yuen Biao -interpretando a otro agente de la ley que tiene un breve enfrentamiento con Chan- y aparición sorpresa de la excelente cineasta Ann Hui en la escena ocurrida en un fast-food.

1: Pese a que ya por muchos es sabido, no está de más recordar que la película que en España se título “Los supercamorristas” (1984) no forma en realidad parte de las aventuras de los Lucky Stars, aunque varios de los actores repitan en ella.  

Puntuación:  photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg     

jueves, 10 de noviembre de 2016

SITGES 2016. Películas vistas por los responsables de Dim Mak Cinema.



El pasado mes de Octubre el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya-SITGES celebraba su 49ª edición con una extensa programación llena de estrenos, retrospectivas, homenajes y pases especiales que hicieron las delicias de miles de fans que acudieron en busca de saciar sus inquietudes cinéfilas. El equipo de Dim Mak Cinema pudo desplazarse unos días hasta el festival catalán, y en el texto que sigue pasaremos a comentar aquellas películas que pudimos disfrutar, incluyendo largometrajes, cortometrajes y documentales

- "The Unauthorized hagiography of Vincent Price" (Michael Lane, 2014). Sección Brigadoon. Más Vincent Price que nunca en este documental producido con amor y rebosante de nostalgia. Hábilmente montado, ofrece un recorrido por la carrera cinematográfica del actor a través de un relato formado por escenas extraídas de su propia filmografía. Todo tributo al rey del grand guiñol es bienvenido. Ed Chigliak.

- "Grave" (Julia Ducournau, 2016). Sección Oficial. Tras su paso por diferentes festivales causando cierta polémica debido a las imágenes y al argumento que la propuesta planteaba (una vegetariana comienza a experimentar diferentes cambios al probar por primera vez la carne cruda), llegaba a SITGES este debut de Ducournau, obteniendo además diferentes premios en el palmarés final; sin ser tan provocadora y transgresora como se esperaba, cierto es que se trata de un producto a tener en cuenta con un correcto acabado general. Javier Pueyo.


   

- "Death Metal" (Chris McInroy, 2016). Sesión Especial Cortos. Un joven encuentra una guitarra endemoniada en este gamberro ejercicio gore bien realizado cuya mayor pretensión es la de arrancar las risas del espectador. Lo consigue. Javier Pueyo.
  
- "Sadako vs. Kayako" (Koji Hiraishi, 2016). Sección Midnight X-Treme. Dos de los más famosos fantasmas de la cinematografía japonesa se enfrentan en este extraordinario y brutal croosover. Pese a su condición de producto freak, la película funciona y cumple con el objetivo para el que fue concebida: asusta cuando debe y divierte en momentos determinados. Muy recomendable. Javier Pueyo  




- "Autohead" (Rohit Mittal, 2015). Sección Noves Visions. Desde la India llegaba este atractivo mockumentary acerca de un asesino en serie de Bombay. Ingenioso, crudo y directo, "Auto Head" no debería ser un producto que cayera en el olvido. Javier Pueyo.

- "El último guión" (David García, 2016). Sección Brigadoon. El director de "Gritos de terror en el tren" (imprescindible documental entorno al clásico "Pánico en el Transiberiano") se pasa a la ficción con un interesante cortometraje meta-cinematográfico en el que la actriz Lone Fleming padece unas terribles pesadillas con los Templarios de Amando de Ossorio como protagonistas. Divertido y nostálgico a partes iguales, destacan las presencias de relevantes figuras del fanta-terror español como José Lifante, Antonio Mayans o Marian Salgado.  Javier Pueyo. 

- "Therapy" (Nathan Ambrosioni, 2016) Sección Brigadoon. Un found footage facturado por un cineasta de 16 años que funciona gracias a la brutalidad de sus imágenes y al desarrollo de un guion veloz construido sin cortapisas. Pese a algunos puntos negativos (los personajes son demasiado planos) el filme es disfrutable. Javier Pueyo.   

- "La luz en el cerro" (Ricardo Velarde, 2016). Sección Brigadoon. Refrescante propuesta llegada del Perú que mezcla a la perfección el thriller sobrenatural con el cine etnográfico y local sin renunciar por ello a un ritmo accesible a todos los públicos. Atentos a este cineasta andino. Ed Chigliak

- "Justicia Justiciera 3, KungFu Karate Annihilator" (Rafa Dengrà, 2016). Sesión Especial Cortos. Cortometraje que pretende seguir las líneas de obras mayores como "Torbellino de hostias" o "Kung Fury" -esto es, homenajear el cine de acción de épocas pasadas-, pasado por un extraño filtro glam y un humor soez innecesario. Aunque el corto no llegue a funcionar, debe decirse que las carcajadas de un público cómplice y con ganas de cachondeo inundaron la sala. Javier Pueyo.

- "Headshot" (Timo Tjahjanto, Kimo Stamboei, 2016).Sección Òrbita. El actor Iko Uwais protagoniza este excelente drama de acción y artes marciales sobre un joven que pierde la memoria y se ve obligado a enfrentarse con los miembros de su antigua banda. Brillantemente coreografiada, con una historia interesante y muy bien narrada, sin duda fue uno de los platos fuertes del festival. Javier Pueyo. 



- "Los mil ojos del asesino" (Joan Bosch, 1974). Sección Bigadoon. Un agradable policiaco programado dentro de la necesaria retrospectiva que SITGES le dedicó al fallecido Joan Bosch (también se vieron otros títulos del cineasta, como "A sangre fría" o "Abre tu fosa amigo...llega Sabata"). Anthony Steffen interpreta a un agente de la ley en busca de venganza contra la banda de narcotraficantes que asesinaron a su compañero. Aunque por momentos psicotrónico, se trata de un divertido cocktail que combina el giallo de toda la vida con el cine de acción más trepidante. Como curiosidad, el karateka Rainer Boelhoff se encargó de coreografíar las escenas de lucha que aparecen en el filme. Javier Pueyo.



martes, 1 de noviembre de 2016

TAI-CHI MASTER (Tai ji: Zhang San Feng, 1993)


Cuentan las oscuras leyendas de Hong Kong que a principios de los 90 a Jet Li comenzaron a ofrecerle papeles en thrillers de acción ambientados en el mundo de las mafias asiáticas, pero que el actor los rechazó al ver como el que era su agente había fallecido en un tiroteo... Sea como sea, se sabe que Tai-Chi Master fue una de las cintas que el actor sí filmó en esa etapa y que continuaba la estela de logros previos que el intérprete había experimentado con éxitos como la saga Érase una vez en China. En esta Tai-Chi Master Li se ponía a las órdenes del mítico Yuen Woo-Ping para narrarnos otra fábula, otra leyenda, en este caso, la supuesta historia del inventor del Tai Chi. Al margen de lo que pueda ofrecer de cierto el guion o no, no cabe duda de que nos encontramos ante uno de los mejores filmes de artes marciales de principios de los 90. Con un destacado cast completado por unos magníficos Siu-Hou Chin y Michelle Yeoh (aquí aún acreditada como Michelle Khan), el metraje arranca con imágenes del maestro Junbao (Li, por supuesto) entrenando por el día junto a sus alumnos; a continuación seremos testigos de un largo flashback que nos explicará los orígenes del mentor desde su infancia siendo criado en un templo Shaolin junto a su mejor amigo, Chin- Bao. Al crecer, los caminos de los protagonistas se distanciaran, convirtiéndose a su pesar en letales enemigos. Paralelamente, Junbao comenzará a perfeccionar un nuevo estilo de lucha nunca antes visto...

Coreografías espectaculares, ritmo perfecto y una dirección de escándalo son las virtudes que Yuen Woo-Ping y su equipo ofrecieron en este imprescindible clásico de visión obligada para los aficionados al género. Casi una obra maestra.

Puntuación:  photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg